La facultad de psicologia y logopedia de la ULL crea materiales para ayudar a gestionar la ansiedad del covid 19

La declaración de alarma y posterior confinamiento por el peligro de contagio de Covid-19 ha propiciado que diversos colectivos hayan buscado maneras solidarias con las que contribuir a sobrellevar esta situación. Uno de ellos ha sido el profesorado de la Facultad de Psicología y Logopedia de la Universidad de La Laguna, que ha creado una serie de materiales audiovisuales destinados a diferentes públicos, con el objetivo de ayudar a gestionar los posibles problemas mentales derivados de la crisis vivida estas semanas.

Estos contenidos han empezado a difundirse a través de la página web de la Universidad de La Laguna, en la sección de portada dedicada al Covid-19. Consisten en videos, archivos de audio y carteles que abordan diferentes asuntos. Ya está publicada una primera tanda de materiales, pero la idea es que vayan actualizándose y ampliándose a lo largo de estos días, por lo que se recomienda visitar la página a menudo.

Una parte de estos materiales está dirigida específicamente a personal sanitario que estos días está en primera línea de atención a la población infectada y, por tanto, vive una situación particularmente estresante. Pero también hay contenidos para la población general, especialmente orientados a gestionar la ansiedad propia del confinamiento.

De este modo, los materiales para personal sanitario publicados hasta ahora son dos videos, “Cómo convivir con miedo al contagio en el hospital” y “Convivir con el sufrimiento de otros”; y dos folletos: “Supervisión de equipos en situaciones de alta incertidumbre» y «Comunicar malas noticias por teléfono”.

En cuanto a los contenidos para la población general, incluyen una sección para ayudar a “reparar psicológicamente”, consistente en cuatro videos que explican las diferentes tipologías de respiración: básica, larga y profundacircular y triangular. Además, la profesora María Teresa Miró colgará diariamente sesiones de meditación y atención consciente en audios de, aproximadamente, diez minutos cada uno, de las cuales ya han sido publicadas siete.

Iniciativa del profesorado

La decana de la Facultad de Psicología y Logopedia, María Ángeles Alonso Rodríguez, explica que esta iniciativa se puso en marcha hace unas dos semanas por iniciativa de la profesora Naira Delagado Rodríguez y el apoyo de la vicedecana de Ordenación Académica, Estefanía Hernández Fernaud. Para articularla, se abrió un entorno colaborativo virtual en el cual el profesorado del centro que quiso adherirse participó en una lluvia de ideas sobre posibles contenidos que sería conveniente elaborar. Una vez decididos, cada dos o tres docentes se responsabilizó de desarrollar uno de ellos y, pasados los días, lo presentaban al resto para su validación final.

La decana explica que ya ha redactado un escrito dirigido al Servicio Canario de la Salud para informarle de la existencia de estos contenidos y proponerle su difusión entre el colectivo sanitario regional. En su opinión, estos materiales seguirán siendo necesarios tras el periodo de encierro: “Tras en confinamiento queda un largo proceso de reajuste mental sobre lo que han vivido estos profesionales. Cuando acabe, les vendrá todo a la cabeza y tendrán que gestionar toda esa ansiedad”.

Por su parte, la profesora Naira Delgado explica que la iniciativa de crear estos materiales tuvo dos motivaciones. La primera fue el propio afán colaborativo del profesorado que, como otros profesionales, se plantearon cómo podían aportar algo de utilidad para esta situación. “De igual modo que otros compañeros se han puesto a crear objetos con impresoras 3D, nosotros entendimos que podíamos ayudar a personas que pudieran pasarlo mal, como los profesionales sanitarios y sociosanitarios, así como la sociedad en general”.

La segunda motivación surgió de conversaciones informales con profesionales de la salud que la profesora pudo tener, al ser ella docente del Grado en Enfermería y participar en algunos proyectos de investigación en contextos sanitarios. “Había personas que nos informaban de lo mal que lo pasaban por el miedo al contagio y tener que lidiar con situaciones que nunca habían vivido, como tener a pacientes sin acompañamiento familiar o tener que dar malas noticas por teléfono. Han tenido que aprender sobre la marcha y sin ayuda”, algo que se ha tratado de paliar con estás píldoras formativas.